road trip de 7 días por el estado de Florida, enero 2016

Portada 2

Viajamos en enero una semana a Florida aprovechando que podemos coger unos días en el trabajo. Iberia vuelve a sorprendernos, ya que con motivo del “Black Friday” (billete comprado a primeros de diciembre) lanza unas ofertas irresistibles. Por 1400 € volamos los cuatro desde Valencia hasta Miami. Como la mega turística Miami Beach ya la visitamos hace unos años, los objetivos de este viaje son: conocer un poco el Parque Nacional de los Everglades para que los niños alucinen un poco con la impresionante fauna que hay por allí, llegar en coche hasta Key West por famosa US-1, visitar las instalaciones de la NASA en Cabo Cañaveral y relajarnos un par de días en Orlando. A continuación detallo la organización del viaje.

Itinerario

ITINERARIO: Hemos decidido pasar 3 noches en Homestead, localidad situada al sur de la península del estado de Florida, a escasos 20 km de una de las entradas del Parque Nacional de los Everglades. Creo que es una buenísima opción alojarse en este tranquilo pueblo, lugar ideal para visitar los Everglades, para comenzar la ruta en coche hasta Key West (ahorrándose casi una hora con respecto a elegir un hotel en Miami) e incluso para hacer una visitilla fugaz a Miami Beach. Las otras 4 noches las pasaremos en Orlando, lugar elegido para montar nuestra base de operaciones en la segunda parte del viaje y desde allí pasar un día en Cabo Cañaveral, visitar algunos de los mil parques temáticos que hay en la zona y como no, perder un día en un Outlet, parte imprescindible de cualquier viaje a USA que se precie.

VISADOS: Para un ciudadano español no hace falta visado para entrar en Estados Unidos pero sí una autorización aprobada por el Department of Homeland Security, siempre y cuando la estancia del viaje sea de 90 días o menos. El proceso para obtener esta autorización es muy sencillo, basta con entrar en la web oficial del citado Departamento, rellenar un formulario con nuestros datos (menores incluidos), pagar con la tarjeta 14 dólares por cabeza y pinchar en enviar. Enseguida se recibe un email confirmando que la autorización ha sido aprobada. Este email habrá que imprimirlo y presentarlo junto con el pasaporte en vigor a los policías de inmigración a nuestra llegada a USA.

pasaportes

VUELO: Como ya he dicho antes, compramos los vuelos en la web de Iberia por 1400 € los cuatro y es que Enzo y Hermes al tener ya los 2 más de dos años cumplidos pagan casi como un adulto, eso sí, ahora ya tienen derecho a ocupar asiento, por lo que recomiendo a futuros padres viajeros elegir asiento durante el proceso de la compra del billete para asegurarse el tema de sentarse juntos.

ALOJAMIENTO: Por supuesto elegimos un par de moteles buenos, bonitos y baratos para dormir, la mejor opción que creemos existe en los USA y que reúne todas las condiciones que nosotros le exigimos a un alojamiento cuando vamos de viaje: cómodo, sencillo y por supuesto económico. Buscando un poco no es difícil encontrar moteles dónde los niños se alojan gratis compartiendo cama con un adulto. Esta circunstancia allí se lleva bastante bien al ser las dos camas de una habitación doble de 1,50 m. Las reservas de los moteles las hacemos a través de Booking, página siempre de confianza para nosotros.

Motel en Homestead: Super 8 Florida City, 55 € la noche habitación para los 4 con desayuno incluido.

Motel en Orlando: Econo Lodge International Drive, 37 € la noche habitación para los cuatro con desayuno incluido.

COCHE DE ALQUILER: Por la experiencia que tenemos por otros viajes que hemos hecho a los USA la mejor manera para moverse por allí es en coche, siempre y cuando la intención del viaje no sea la de visitar una única ciudad. El alquiler es más económico que aquí en Europa y el precio de la gasolina es de risa si lo comparamos con nuestro país. Nosotros pagamos unos 0,40 € el litro. Alquilamos el coche en la web Autoeurope con la compañía Alamo. Elegimos un coche de la categoría SUV/Todoterreno para no tener problemas con la capacidad puesto que para un viaje de estas características aún nos llevamos los dos carritos de los niños. El coste total del alquiler para una semana, incluidas las dos sillas para los enanos es de 340 €.

Antes de comenzar con el relato de nuestro viaje me gustaría comentar que se puede viajar con dos niños de 3 y 2 años sin encontrar ningún tipo de problema a la hora de volar, ni al encontrar un alojamiento adecuado ni con el coche de alquiler. Únicamente tenemos que tener claro nosotros, los papás, nuestro objetivo del viaje y lo que queremos de él. Mi opinión y por supuesto también la de Valle es que a ellos les da igual estar en Miami que en el parque de al lado de casa, somos nosotros los que queremos viajar y por supuesto a ellos, aunque sea en principio en una cantidad ínfima, algo se les va quedando de este tipo de experiencias: acostumbrarse a las esperas en los aeropuertos, meterse en un avión durante 8 ó 9 horas, observar que hay gente que habla diferente, que es de otro color al nuestro, etc… También pensamos que no hay que adecuar del todo el viaje a ellos, si no que los que decidimos somos nosotros, con esto no quiero decir que les llevemos a piñón todo el día, si no que a ellos con estas edades con pasar sus ratos jugando en un parque con otros niños, en este caso americanos, les basta y les sobra para ser más que felices junto a su papás. Por supuesto este es un pensamiento subjetivo, que cada cual haga con sus hijos lo que considere oportuno.

Ahora sí, si hasta aquí has llegado querido lector es que te interesa este viaje, así que abróchate el cinturón porque nos adentramos en el Sunshine State!!

 

Sábado 16 de enero de 2016, COMIENZA LA AVENTURA!!!

Nos levantamos con el gusanillo ese en el estómago de cuando vas a empezar un gran viaje y a las 11:00 h ya estamos saliendo de casa con nuestro coche dirección al aeropuerto de Valencia. Viviendo a casi una hora del aeropuerto creo que desplazarnos hasta allí en nuestro propio coche es la opción más cómoda en estos momentos para nosotros, puesto que además de las maletas aún tenemos que llevar los carros de los niños, lo que resulta un poco incómodo para ir en tren. Eso sí, una vez en el aeropuerto hay que elegir bien dónde dejar el coche para ahorrarte unas pelillas. Nosotros elegimos el parking Abril (5 € el día). Los interesados pueden consultar en su web la forma de dejarles el coche a la llegada a la terminal del aeropuerto.

Manises

Tras facturar el equipaje hasta destino final (Miami) a las 13:50 h estamos embarcando en el vuelo IB8981 que nos llevará a Madrid, donde tendremos que hacer un cambio de terminal en las dos horas que tenemos de conexión entre los vuelos, tiempo más que aceptable. A las 16:45 h (muy puntual) despega nuestro vuelo IB6117 con destino a Miami, ahora sí que empieza el viaje!!

20160116_163753

Tras casi 10 horas de vuelo aterrizamos en el aeropuerto de Miami. Enzo y Hermes se han portado genial, en 10 horas han tenido tiempo de hacer de todo: comer, dormir, ver películas en los dispositivos multimedia de los reposacabezas del avión, jugar con el regalito que les entregaron las azafatas al llegar al avión, ir al baño mil y una veces, etc…, Este es el tercer vuelo “largo” que hacen (ya hemos estado con ellos en Nueva York y en Dubai) y la verdad es que se suben al avión encantados.

Nada más salir del avión el personal de tierra nos está esperando con los carros a nosotros y al resto de pasajeros que viajan con peques. Así que una vez en sus carritos, ahora toca dar un largo paseo por los interminables pasillos del aeropuerto hasta llegar a Inmigración, donde pasaremos el control sin problemas (ver al comienzo del relato el proceso para solicitar la autorización de entrada a USA). Tras este trámite recogemos nuestro equipaje y nos dirigimos hasta la estación del tren lanzadera que recorre el aeropuerto y que nos llevará hasta el edificio donde se encuentran los Rent a Car.

En este edificio está todo muy bien organizado (como casi todo en este país), basta con buscar el mostrador de la compañía donde tenemos la reserva del coche, en este caso Alamo, dónde únicamente nos piden un permiso de conducir y una tarjeta de crédito para terminar con el proceso del alquiler. Después hay que bajar en un ascensor hasta el parking donde se encuentran los vehículos. Me gusta esta compañía porque además de ser siempre de las más económicas, te dejan escoger en el momento de la entrega del coche el modelo que tú quieras, dentro por supuesto de la categoría pagada.

Pues siendo casi las 23:00 h y bastante cansados ya (los niños dormidos nada más sentarse en sus sillas en el asiento trasero), ponemos rumbo al motel Super 8 Florida City que tenemos reservado en Homestead, a 55 km del aeropuerto. Para ello marco la ruta en el navegador de mi viejo Samsung Galaxy S3 que en unos 45 minutos nos lleva sin ningún problema. Al llegar al motel y tras un rapidísimo check in (uno de los motivos por los que me encantan este tipo de alojamientos), nos metemos en parejas en las “camitas” de 1,50 m de nuestra enorme habitación. El motel resulta estar genial, lo recomiendo encarecidamente si el objetivo del viaje es visitar las parte sur de Florida, y es que tanto los Everglades como la carretera hacia los Cwayos están a un tiro de piedra. Esa primera noche soñamos con aviones y caimanes.

Domingo 17 de enero de 2016, MAÑANA EN LOS EVERGLADES, TARDE EN SOUTH BEACH

Nos levantamos temprano y desayunamos en el motel. Es un buffet pequeñito pero que no está nada mal. Enzo y Hermes se lo pasan en grande probando todo lo que ven en el mostrador. Wilfredo, un simpático venezolano del staff del hotel, nos ayuda con el tema de la visita a los Everglades. Nos da información suficiente y mapas de la zona. Aunque al salir de la habitación del motel el día está algo lluvioso, más tarde se arregla y la temperatura permanece muy agradable, aunque eso sí con muchísima humedad, cosa normal en la zona.

20160117_083810motel

El Parque Nacional de los Everglades, cuya traducción al español sería algo así como “ciénagas eternas” es enorme. Con una extensión de más de 6.000 kilómetros cuadrados, ocupa casi la totalidad del sur de la península de Florida. Es uno de los parques más grandes del país. Tiene 4 entradas con sus correspondientes “Visitor Centers”. Nosotros elegimos la de “Royal Palm”, situada a tan solo 20 kms de nuestro motel. Basta con coger la carretera 9336 en Homestead  y continuar por ella hasta la entrada del parque (unos 20 minutos). El coste de la entrada es de 20$ por vehículo y es válida para 7 días. Nada más entrar es aconsejable parar en el centro de visitantes para coger mapas e información sobre el parque y así decidir dónde ir porque aquello es enorme.

IMG_5815

IMG_5812

everglades

IMG_5822

Una vez dentro del parque existen infinidad de rutas señalizadas donde poder hacer un trekking cruzando por encima de los manglares por cómodas pasarelas de madera avistando numerosos animalitos, desde enormes caimanes hasta infinidad de diferentes especies autóctonas de aves. Nosotros optamos por parar en la primera que vemos, en “Hidden Lake Education Center”. En el lugar habilitado como parking es muy curioso ver como existen una especie de fundas para los vehículos puesto que la zona está llena de una especie de buitres que se ve que tienen como único entretenimiento fastidiar la chapa de los coches. Cómo “dónde fueres haz lo que vieres”, nosotros dejamos nuestro coche bien tapadito.

20160117_114945

20160117_110646

Aquí perdemos un buen rato paseando hasta que avistamos un par de caimanes y alguna que otra tortuga, ni que decir tiene que para los niños este es un lugar muy especial. Además es posible moverse con los carros muy cómodamente, y es que este es un país ideal para viajar con los peques.

20160117_112028

20160117_11213020160117_114511

Decidimos seguir la carretera principal del parque hasta llegar hasta Flamingo, una enorme laguna con zona de picnic y algún que otro restaurante con un pequeño embarcadero donde había cientos de gaviotas y otras especies parecidas.

20160117_124639

Como aún es pronto decidimos volver a comer a Homestead y pasar el resto del día en Miami Beach. Comemos en una hamburguesería de Wendy’s, comida que no nos apasiona, pero que fue donde Enzo y Hermes hicieron el gran descubrimiento del viaje: las patatas fritas con ketchup!!

20160117_142344

IMG_5850

Tras comer y mientras los peques echan una siesta en el coche ponemos rumbo a Miami Beach siguiendo siempre la US-1, unos 60 kms, que con el tráfico de esta enorme ciudad tardamos algo más de una hora en recorrer. De todas formas el trayecto se hace muy ameno porque pasamos por el Down Town, por el animadísimo Bayfront Park y por el enorme American Airlines Arena, el estadio de los Miami Heat. Únicamente el hecho de cruzar a Miami Beach por el MacArthur Causeway y pasar por delante de las enormes mansiones donde viven famosos de medio mundo, ya es toda una experiencia.

20160117_182521

Una vez cruzado el puente y tras dar un par de vueltas dejamos el coche aparcado en zona de pago muy cerca de Lummus Park, situado en Ocean Drive en pleno distrito Art Decó. En esta animada y turística zona (el sitio esencial a ver en Miami Beach) pasamos el resto de la tarde cenando unas porciones de pizza en un puesto callejero y retirándonos a una hora prudencial a nuestro motel después de pasar un día largo e inolvidable día.

Lunes 18 de enero de 2016, HISTÓRICA RUTA US-1 HASTA KEY WEST, OBJETIVO CUMPLIDO!!

Hoy toca conducir por una de las muchas rutas históricas que existen en este enorme país y que transcurre por la US-1, la carretera de los Cayos de Florida, también conocida como Overseas Highway. Esta carretera, con sus espectaculares y larguísimos puentes entre isla e isla, conforma a mí parecer una de las mejores rutas escénicas que se pueden recorrer en coche. Atraviesa casi 200 km de pequeñas islas caribeñas, integradas en un archipiélago de casi 1700. La última de ellas, donde se encuentra el punto más septentrional de América del Norte es Cayo Hueso (en inglés Key West).

cayos map

Pues como nos encanta el coche y ver cosas nuevas (a los peques también, no les queda otra…) no se hable más!!

Cogemos el coche después de desayunar y ponemos rumbo a Key West. Tenemos justo 204 km de carretera desde nuestro motel (los haremos en unas 2 horas y media). Enseguida comenzamos a disfrutar de las extraordinarias vistas que ofrece esta ruta y vamos parando para hacer fotos, cada cual más espectacular.

rutaIMG_5895

Hacemos una pausa para que los niños coman algo en Big Pine Key, una de las últimas islas antes de llegar a Key West. Esta isla es conocida por la presencia de los “Key Deers” o ciervo de los cayos, subespecie del ciervo común que solo se encuentra en un par de islas de este archipiélago. La verdad es que resulta un tanto extraño ver señales de tráfico advirtiendo de la presencia de ciervos en la carretera cuando te encuentras en medio del océano. Al no existir depredadores naturales en la zona y estar prohibida su caza desde 1.939 (el mayor peligro que tienen es de morir atropellados), estos simpáticos animalitos están más que acostumbrados al ser humano, por lo que no es difícil acercarse a ellos.

Nosotros paramos en el centro de visitantes que hay en la entrada de la isla y nos dijeron los lugares donde seguramente podíamos avistarlos pero la suerte no estuvo de nuestra parte y únicamente vimos un ciervo. Con eso dimos por cumplido nuestro objetivo en Big Pine Key.

pine key20160118_132401

Como algún lector se preguntará por la presencia de ciervos en medio del mar Caribe, decir que la hipótesis más extendida es que llegaron durante la glaciación de Wisconsin, el episodio glaciar más reciente de Norte América, ocurrido aproximadamente hace entre 85.000 y 11.000 años. Una vez finalizada la época glacial quedaron atrapados en los cayos, que hasta la llegada del ser humano no estuvieron conectados por carretera.

Seguimos nuestra ruta y llegamos a Key West justo cuando nuestros estómagos comienzan a hacerse notar, por lo que paramos en un Pizza Hut en North Rooselvet Boulevard.

pizza

Tras reponer fuerzas seguimos circulando por esta larga avenida y paramos en un visitor center donde cogemos un mapa y nos dan un poco de información sobre los lugares a visitar en la isla. Decidimos dejar el coche aparcado en zona de pago (2 $ la hora) junto al siempre abarrotado “Southernmost Point in the USA”. Sacamos los carros y recorremos Duval street, arteria principal de Key West disfrutando de la arquitectura colonial de las enormes mansiones de la zona. Enseguida comparamos todo con nuestras anteriores incursiones por el Caribe.

 

Después de hacernos la obligada foto en el “Southernmost Point” nos fuimos directamente a visitar la casa que Hemingway tuvo en la isla, conservada tal y como el escritor vivió en ella junto a sus decenas de gatos, cuyos descendientes aún deambulan por toda la estancia.  La entrada son 13 $, siendo gratis para los menores de 5 años.

20160118_16483720160118_171311

Tras esta interesante visita continuamos por la animada Duval Street donde probamos en una Bakery el famoso “Lima pie”, una especie de tarta de lima típica de los cayos y abandonamos la isla rumbo al motel justo después de disfrutar de un espectacular sunset. Al llegar a nuestra “casa” los niños se toman un cola cao (importante tener siempre algo de comida en la nevera del motel cuando se viaja con niños) y caen derrotados. Esta noche seguro que sueñan con ciervos y gatos…

Martes 19 de enero de 2016, HOY TOCA ROAD TRIP HASTA ORLANDO

Hoy es día de traslado. Tenemos todo el día para llegar hasta Orlando, donde montaremos el campo base el resto de la semana. Allí hay muchísima oferta de alojamiento por lo que si se busca un poco no es difícil encontrar cholletes. Nosotros elegimos la zona de International Drive, que está a un tiro de piedra de todos los parques y Outlets que hay en la ciudad, contando además con infinidad de opciones para comer en los alrededores. Reservamos en el Econo Lodge International Drive por 37 € la noche los cuatro con desayuno incluido. Las habitaciones y el desayuno muy normalitos pero la ubicación perfecta.

Queremos partir el viaje en dos con la intención de parar en el Outlet “Sawgrass Mills Mall”, en Fort Lauderdale. Este enorme centro comercial está catalogado como el cuarto Outlet más grande del mundo. Aunque en principio nuestra intención es hacer compras en Orlando, ya que nos hemos informado que los Outlets de allí son los más económicos de Florida (más tarde comprobaremos que eso es cierto), sí que haremos una parada en Fort Lauderdale para dar una vuelta y comer.

Así que tras desayunar en el motel y cargar el coche nos disponemos a recorrer los 430 kms que nos separan de nuestro destino. Carretera y a disfrutar!!!

highway

Marcamos la ruta en el navegador y en poco más de una hora circulando primero por la US-1 y más tarde por la I-95 estamos en Fort Lauderdale. Damos una vuelta por el lujoso Sawgrass Mills Mall, donde Enzo y Hermes se lo pasan pipa en sus enormes jugueterías y nos sentamos en la zona de Food Court a comer algo.

Tras reponer fuerzas continuamos nuestro particular road trip siguiendo circulando bastantes kilómetros por la I-95, saliéndonos por la 192 para empalmar con la Florida’s Turnpike, carretera que ya se mete hacia el interior del estado hasta llegar a Orlando. En esta zona el paisaje es mucho más rural y auténtico que en la costa. Pasamos pueblecitos muy auténticos con restaurantes muy chulos donde nos prometemos comer el día de regreso hacia el aeropuerto de Miami.

Llegamos a Orlando sobre las 19:00 h, por lo que hacemos el check in en el motel y nos vamos a cenar a la pizzería Oreganatta, a unos 500 m del motel. Es un buffet libre por el que pagamos 9 $ los adultos (niños gratis).

cena orlando

Nos ponemos morados de pasta fresca y alguna que otra exquisitez más y nos vamos a dormir cansados por el día entero de viaje pero muy emocionados porque mañana toca uno de los platos fuertes del día: la visita al Kennedy Space Center en Cabo Cañaveral. Ni que decir tiene que esta noche los cuatro soñaremos con viajar a  la luna…

Miércoles 20 de enero de 2016, VISITA A CABO CAÑAVERAL POR LA MAÑANA Y CINE POR LA TARDE, UN MIÉRCOLES COMPLETITO

Nos levantamos y tras un rápido desayuno en el motel cogemos el coche y ponemos rumbo a las instalaciones que la NASA tiene en Cabo Cañaveral, a unos 90 kms de Orlando. Estamos muy ilusionados con esta visita, por lo que sacamos previamente las entradas desde casa a través de la web del Kennedy Space Center para asegurarnos la visita. La entrada para adultos son 50 $, siendo 40 $ para niños entre 3 y 11 años. Tras algo menos de una hora circulando por una cómoda autovía (FL-50) sin apenas tráfico llegamos a las 10:00 h al Kennedy Space Center.

Este enorme recinto (570 km²) fue construido con el objetivo de servir como lugar de lanzamiento para el Saturno V. Propuesto por John F. Kennedy, buscaba servir al ambicioso programa espacial Apolo. Desde el fin de este programa en 1972, el Kennedy Space Center ha sido usado para todas las misiones espaciales tripuladas desde diciembre de 1968.

Su edificio de ensamblaje de vehículos es el cuarto edificio más grande del mundo por volumen, puedo confesar que sus puertas son enormes!!!. Todo el complejo está localizado en Merritt Island, una isla protegida con una presencia de fauna autóctona muy importante (como no podía ser menos en este país), pudiendo observar durante la visita en bus alrededor del recinto desde numerosas clases de aves hasta caimanes!!!! No olvidemos que estamos en Estados Unidos…

kennedy_space_center_map

Tras dejar el coche en el enorme parking que hay en el exterior (10 $) nos dirigimos a la entrada donde en un momento validan nuestros vouchers impresos en casa y tras pasar un estricto control de seguridad (como en un aeropuerto) ya estamos dentro de la Nasa.

20160120_104114

A los futuros visitantes les recomiendo detenerse unos minutos en el edificio de Información que hay justo enfrente de la entrada principal. Allí nos atendieron en español, nos dieron un mapa del recinto (también en español) Así como unas cuantas recomendaciones sobre los horarios de las diferentes “experiencias” a visitar.

Lo primero que hacemos es dirigirnos al Space Center Bus Tours. Estos paseos en autobús representan la única manera de conseguir una visión del enorme recinto que ocupa la Nasa en Merritt Island. El bus sale cada 15 minutos y la duración del paseo es de unas 2-3 horas.

20160120_11504520160120_114758

Visitamos el Centro del Apolo y Saturno V donde podemos dar un paseo por el edificio de ensamblaje de vehículos. En el Centro Apolo podemos incluso tocar una roca lunar y pasear por debajo del cohete más grande jamás lanzado al espacio, la verdad es que todo es enorme. Después nos llevan en el bus hasta la Sala de Lanzamientos donde revivimos la emoción de un despegue, alucinante!!

20160120_123111

Tras todas estas emociones continuamos ya dentro del bus paseando por todo el recinto viendo incluso algún que otro caimán.

Pasamos el resto del día disfrutando de las instalaciones entre cohetes y astronautas. A los papás comentaré que existe una zona de juegos infantiles, donde por supuesto perdimos un buen rato, pasándoselo Enzo y Hermes de maravilla. Comemos en el “Orbit Cafe”, perfectamente adaptado para comer con niños y después de pasear por última vez por el impresionante Rocket Garden nos vamos con la sensación de haberlo pasado los cuatro en grande.

Como aún es pronto decidimos llevar a Enzo y a Hermes a ver su primera película en el cine, eso sí, parando a mitad de camino entre Cabo Cañaveral y Orlando en el pueblecito de Christmas, adornado todo con motivos navideños, la verdad es que el lugar es bastante original. Allí los niños disfrutan viendo un montón de caballos corriendo por las cuadras que abundan por la zona.

Una vez en Orlando decidimos ir a los cines Cinemark Artegon del centro comercial Marketplace, situados en International Drive, por adecuarse los horarios de las proyecciones a la hora que más nos conviene y porque ponen una película de dibujos: Norm of The North (7 $ la entrada por cabeza). La sala es enorme con asientos reclinables donde Valle y yo echamos hasta alguna cabezadita, jejeje. Enzo y Hermes aguantan toda la película sin pestañear ni un momento y comiendo palomitas como si se fuera a acabar el mundo.

IMG-20160121-WA0008

Después de este día tan intenso que nunca olvidaremos hacemos de camino al motel una parada en un supermercado para comprar algo de comida y cenamos tranquilamente en la habitación quedándose los enanos dormidos enseguida, cosa que nosotros agradecemos para poder descansar ya que mañana toca visitar algún parque de la zona y hacer nuestras primeras compras en un Outlet.

Jueves 21 de enero de 2016, CELEBRATION, DISNEY WORLD Y COMPRAS EN ORLANDO VINELAND PREMIUM OUTLET

Para estos dos últimos días que estaremos en Orlando hemos pensado pasar la mañana en alguno de los números Parques que hay en la zona y la tarde comprando en algún Outlet. Tras consultar las webs de los parques, foros de viaje y algún que otro blog, finalmente nos decantamos por la opción de pasar las mañanas de estos dos últimos días en las zonas “gratuitas” que existen en Disney World y en Universal Studios. Tomamos esta decisión porque nuestros hijos no pasa ninguno del metro de altura, lo que les impide disfrutar casi de la totalidad de las atracciones que allí hay. Ya volveremos cuando sean más mayores, total ellos igualmente se lo van a pasar bien y nosotros nos vamos a ahorrar los casi 100 $ por cabeza que habríamos de pagar para la entrada de 1 día.

Lo primero que hacemos es ir a visitar la “artificial” localidad de Celebration, situada a escasos 10 km de Walt Disney Resort. Este encantador e idílico pueblecito fue creado por Walt Disney con la intención de que fuera un lugar feliz y un modelo de la ciudad del futuro. Según palabras del propio Mr. Disney: “La llamaremos EPCOT, Prototipo de Ciudad Experimental del Mañana, y será un lugar consagrado a la felicidad de la gente que viva en ella, que trabaje en ella, que juegue en ella… Servirá también de escaparate para las nuevas ideas y las nuevas tecnologías de la industria americana… Será un modelo mundial para asomarnos a la vida en el próximo siglo”…

Para nosotros fue una decepción porque aquello parecía de cartón piedra. Un pueblo con sus calles perfectas con sus casitas mega bonitas y lo peor de todo: con parques de juegos para críos, “únicamente” para los propietarios de la tarjeta de residente en Celebration. Así que visto lo visto, nos fuimos a nuestro siguiente objetivo del día. Bye bye Celebration.

20160121_105501Celebration

Después de nuestra extraña experiencia en Celebration ponemos rumbo en el navegador a Disney World Springs, una zona con tiendas, restaurantes y diferentes atracciones para los más pequeños situado en Walt Disney Resort. Importante resaltar que el aparcamiento es gratuito.

20160121_120651

Paseando por tiendas y viendo atracciones (representaciones, bailes, juegos, etc…) de los personajes favoritos de Enzo y Hermes pasamos la mañana. Ni que decir tiene que ellos se lo pasan pipa.

Desde allí nos vamos al Vineland Premium Outlet, situado en Vineland Avenue, donde comemos y pasamos el resto del día.

20160121_194219

Esa noche de camino al motel compramos algo de comida y después de cenar nos vamos a la cama una vez más agotados pero muy felices por la experiencia que estamos viviendo.

Viernes 22 de enero de 2016, UNIVERSAL STUDIOS Y COMPRAS EN ORLANDO INTERNATIONAL DRIVE PREMIUM OUTLET

Hoy pasaremos la mañana en la “Free Zone” de los Universal Studios, conocida como Universal Citywalk. Aquí el parking son 20 $, no existiendo otra opción para dejar el coche. Merece la pena pasear por las calles repletas de tiendas y atracciones de las últimas pelis de la Universal así como de algún que otro clásico. Enzo y Hermes vuelven a disfrutar como enanos.

20160122_115615

Hoy comeremos en un restaurante brasileño situado justo al lado de nuestro motel, el Café Mineiro, un lugar muy agradable con un personal encantador. Ni que decir tiene que la comida es espectacular, y más aún cuando llevamos toda la semana comiendo hamburguesas y otras “delicias” americanas por el estilo. Aconsejo el buffet libre por 16’95 $, menores de 3 años gratis.

20160122_130153

El resto del día lo pasaremos de compras en el International Drive Premium Outlet, situado igualmente en la misma avenida de nuestro motel.

Por la noche realizaremos la misma operación que el día anterior y que creo es la más seguida por los papás viajeros: compra de comida en un supermercado y festivalazo culinario en la mega habitación del motel!!.

Sábado 23 de enero de 2016, ROAD TRIP HASTA MIAMI Y VUELO DE REGRESO A CASA, ESTO SE ACABA…

Hoy nos levantamos un poco “tristes” porque ya vemos el final del viaje cerca. Desayunamos, hacemos el check-out en el motel y ponemos en el navegador rumbo al aeropuerto internacional de Miami (cerca de 400 km).

La ruta es la misma que cuando vinimos a Orlando desde Homestead, circularemos por la Florida’s Turnpike hasta enlazar con la 192 que nos llevará hasta la I-95 para ir bajando ya por la costa hasta Miami. Como el vuelo nos sale las 22:40 h. la idea es de ir tranquilamente y hacer alguna que otra parada sobre la marcha donde nos interese.

La primera parada la hacemos en el parque del lago Eola situado en el Down Town de Orlando. A futuros visitantes de la zona les invito a pasear un rato por el moderno y ordenado centro de esta ciudad, muchas veces olvidado.

Siguiendo la ruta paramos un rato a estirar las piernas en el pueblo de Kissimmee, donde paseamos por su cuidado centro histórico. La comida la hacemos en un lugar que recomiendo a futuros viajeros de la zona, el restaurante The Catfish Place, en St, Cloud, situado en la misma carretera por donde circulamos, la 192. Al estar el pueblo a orillas del lago Okeechobee, además del Pez Gato, las especialidades del lugar pasan por: caimán, tortuga, rana, pargo, almejas, gambas, …

20160123_131006catfish

Nosotros elegimos de entrante el “Southern Fried Chicken” y luego el “Florida Cracker Special”,  un combinado de rana, caimán, tortuga y pez gato. De postre volvemos a probar el “Lime Pie”. Una comida riquísima por la que pagamos 42 $ más la correspondiente propina a la camarera. Nos vamos de Usa con el convencimiento de que buscando un poco se puede comer bien, eso sí, siempre fuera de los circuitos turísticos.

Pues pasamos el resto de la tarde conduciendo por la I-95 hasta llegar al aeropuerto, donde con tiempo más que de sobra dejamos el coche, facturamos y embarcamos en el avión donde al tratarse de un vuelo nocturno resulta ideal porque Enzo y Hermes se pasan casi todo el viaje durmiendo, cosa que nosotros agradecemos.

IMG-20160125-WA0001

Y llegó el final de nuestra aventura por la península de Florida. Recomiendo este viaje por tener bastantes cosas que ver y hacer fuera de los grandes Parques temáticos y de la peliculera Miami Beach, que siempre parecen ser la única excusa para ir a Florida.

Nosotros ya en casa empezamos a pensar en nuestro próximo viaje…

Anuncios

2 comentarios

  1. He dado un vistazo a tu blog y me ha encantado, por cierto las fotos son muy buenas!! 🙂

    28 diciembre, 2013 en 10:39

  2. Hola, os dejo mi blog: http://labruixolademilevski.wordpress.com/

    9 junio, 2014 en 11:38

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s