fin de semana en los lagos de Lombardía, septiembre 2011

El 15 de septiembre es el cumpleaños de Valle y qué mejor forma de celebrarlo que pasando unos días por la impresionante región de los grandes lagos lombardos, en el norte de Italia. Para ello, desde Valencia volaremos al aeropuerto de Bérgamo (19 € i/v Ryanair) y desde allí conduciremos un coche de alquiler hasta la pequeña localidad de Brunate, situada a 1.000 metros de altitud junto al lago de Como. Esta localidad es conocida como “il balcone delle Prealpi” (El balcón de los Prealpes) por su espléndida posición panorámica que permite dominar la ciudad de Como, toda un área del lago y al fondo, los Alpes occidentales. En el segundo día del viaje visitaremos el menos conocido pero igual de espectacular lago de Iseo y por la tarde nos acercaremos a la antigua ciudad romana de Brescia. Así que, con la ilusión de volar de nuevo a Italia y mirando ya de reojo a Laos y Malasia, gran viaje en el que nos embarcaremos a últimos de mes, nos disponemos a pasar un más que seguro inolvidable fin de semana italiano.

 

Pinchar en el mapa para agrandar el itinerario del viaje

 jueves 15 de septiembre: CENANDO JUNTO AL LAGO DE COMO

Nuestro vuelo despega puntual  y a las 16:30 h. estamos aterrizando en el pequeño aeropuerto de Orio al Serio, muy próximo a la ciudad de Bérgamo. Los trámites para recoger el coche que hemos reservado a través de la web de Hertz (99 € los 3 días) son rápidos y en unos minutos salimos del aeropuerto a bordo de nuestro pequeño Fiat Cinquecento en dirección a Brunate. Los 65 kilómetros que separan el aeropuerto de este pequeño municipio de montaña  situado junto al lago Como los hacemos en una horita y media circulando por la SP-342.

Antes de continuar con el relato de este fin de semana quiero comentar que el aeropuerto de Orio al Serio, al que compañías de bajo coste como Ryanair vuelan desde varios aeropuertos españoles, está situado en un punto estratégico de la región de Lombardía desde donde se pueden visitar lugares como: Milán (53 Km), Lago di Como (65 Km), Verona (118 Km), Turín (183 Km) o Venecia (233 Km). Llegamos al hotel “Capanna C.A.O.”, dejamos las maletas en la habitación y nos bajamos a conocer un poco la ciudad de Como. El hotel (58 € habitación doble con desayuno) está situado unos kilómetros más arriba de Brunate y se llega por una sinuosa y estrecha carretera muy empinada, mereciendo sin duda la pena puesto que las vistas que desde arriba hay del lago y de la ciudad de Como son espectaculares.

En Como dejamos el coche en via Rezzonico, justo enfrente del Duomo, que a esas horas, ya casi de noche, se alza imponente. La elegante ciudad de Como, con sus casi cien mil habitantes es el principal punto de acceso al lago que lleva su nombre. Además de al lago, Como debe su fama a la industria de la seda, ya que a pesar de que sus moreras desaparecieran a comienzos de 1900, aquí se sigue tejiendo y diseñando. Perderse por las estrechas calles de su cuidado centro histórico resulta todo un placer, destacando sobre todo el Duomo. Así que ese primer día de viaje lo acabamos de esa estresante manera: paseando por el centro de Como y decidiendo en que restaurante cenaríamos. Finalmente nos decidimos por la Taverna Messicana, en Piazza Mazzini, donde degustamos unos exquisitos penne con tomate, alcaparras y aceitunas negras y una pizza al fungi porcini.

Esa noche nos fuimos a dormir después de comprar en uno de los puestos ambulantes  de la Piazza Roma un enorme gelato de amarena y chocolate que nos comimos sentados en un banco contemplando el majestuoso Duomo.

 

viernes 16 de septiembre: DE COMO A BELLAGIO PASANDO POR LAGLIO, EL SECRETO MEJOR GUARDADO DE GEORGE CLOONEY

Después de desayunar en el hotel cogemos el coche y bajamos hasta Como haciendo un par de paradas en los estupendos miradores que hay en Brunate. Vuelvo a insistir que desde Brunate las vistas del lago son impresionantes, pudiéndose ver en un día claro hasta la vecina Suiza. Queremos conocer un poquito más el centro de Como y lo queremos hacer con la luz del día. Con ese objetivo aparcamos el coche cerca de la estación de trenes y paseamos por las vías principales de su casco histórico haciendo paradas obligadas en el Duomo, el Broletto y en la Basílica di San Fedele. Como nos ha sorprendido muy gratamente y después de tomarnos un revitalizante capuccino en unas de las terrazas de Piazza Medaglie d’Oro, nos disponemos a recorrer la orilla occidental del lago. Esta parte del lago es la que recibe más luz solar y por tanto está plagada de suntuosas villas donde residen famosos, futbolistas, estrellas de cine, etc… La costa se extiende 80 km al norte desde Como hasta Sorico.

Tomamos la carretera SS340, más concretamente su variante que discurre junto al lago y el primer pueblo por donde pasamos es por Cernobbio. En esta localidad se rodaron algunas escenas de Ocean’s 12 , en la Villa Erba. Este pueblo alberga también el hotel más lujoso de todo el lago, Villa d’Este, donde una habitación puede salir en torno a los 1000 eurazos la noche. Seguimos por la SS340 parándonos a hacer fotos cada dos por tres y pasamos por las tranquilísimas localidades de Moltrasio y Carate Urio hasta llegar a Laglio. En  este pintoresco pueblo tiene una villa George Clooney. Aquí paramos a comer y lo hacemos en el restaurante Vecchio Molo, en la misma carretera que bordea el lago. Degustamos unos exquisitos spaghetti con anchoas y un Lavarello (pescado local) con patatas. La simpática dueña del restaurante, casada con un madrileño, nos estuvo contando todas las veces que había visto al Sr. Clooney este verano: George en su moto, George en bici, George en barco, etc…

Después de comer y del correspondiente capuccino (macchiato para Valle), seguimos dirección norte haciendo breves paradas en Argegno, Osssuccio y Lenno, donde damos un largo paseo por el borde el lago y nos tomamos un helado.  Desde el mismo Lenno ya se divisa al otro lado del lago la majestuosa Bellagio, localidad en la que se inspiraron los creadores del Hotel-Casino de Las Vegas que lleva el mismo nombre y donde tiene lugar el robo en Ocean’s 11. Sobre la marcha y como aún queda luz solar decidimos seguir carretera arriba hasta llegar a Cadenabbia, uno de los puntos de esta costa del lago desde donde salen los ferrys que cruzan a Bellagio.

Los ferrys salen del lido de Cadenabbia y lo hacen cada media hora recorriendo el lago en unos 10 minutos. Nosotros dos más el coche pagamos 12’40 € por cruzar hasta Bellagio. La llegada a Bellagio por medio acuático es espectacular y a esa hora con el sol bajando mucho más. Bellagio es un auténtico laberinto de escaleras de piedra y de vistosos edificios de colores. A nosotros nos recuerda bastante a Capri, isla que visitamos el año pasado y donde abundan igual que en Bellagio, turistas de alto nivel adquisitivo y tiendas de ropa de esas donde los mortales como nosotros no pueden ni entrar a preguntar.  Paseamos por sus calles hasta que lo recorremos por lo menos dos veces enteras (es bastante pequeño) y decidimos ir a cenar a Brunate a uno de los restaurantes que cuelgan de la montaña y así despedirnos de la ciudad de Como. Dicho y hecho, cogemos el coche y circulamos esta vez por el interior de la pequeña península (SP 41) hasta recorrer los 40 kilómetros que separan Bellagio de Brunate.

Nos pegamos una ducha en el hotel y bajamos a la Trattoria dei Bracconieri, vía Alessandro Volta, en plena subida de Como a Brunate. En el comedor solo había un grupo de japoneses y nos dan una mesa en la terraza con unas vistas brutales. Esa noche cenamos un rissotto al funghi, una pasta del día con bacon y un postre de la casa exquisitos, y es que gran parte de la culpa de nuestras visitas a Italia es su exquisita gastronomía, que nos tiene enamorados. Después de cenar nos acostamos haciendo planes de la ruta que íbamos a hacer el día siguiente. Y es que como el vuelo del domingo sale muy temprano, la última noche de hotel la habíamos reservado en Dalmine, localidad situada muy cerca del aeropuerto de Bérgamo. Antes de acostarnos decidimos por unanimidad el plan del día siguiente:  visitar el desconocido lago de Iseo y llegar a comer a Brescia para por la tarde hacer el check-in en el hotel de Dalmine e ir a cenar a Bérgamo, ciudad que visitamos en septiembre del año pasado y que nos encantó.

sábado 17 de septiembre: LAGO DE ISEO, BRESCIA Y BÉRGAMO, BUEN TRIPLETE PARA UN SÁBADO DE SEPTIEMBRE.

Desayunamos en el hotel y hacemos el check-out. Como habíamos planeado la noche anterior, ponemos rumbo a Bérgamo por la SS-342 para luego desviarnos por la SS-42 hasta llegar a la localidad de Lovere, situada en el extremo norte del lago de Iseo. Este desconocido lago está situado entre altas montañas, entre Bérgamo y Brescia, y está rodeado por unas cuantas localidades bastante interesantes. Antes de llegar a Lovere y en la misma SS-42 pasamos por la tranquila localidad de Endine, donde hay un lago de pequeñas dimensiones muy agradable. En Lovere damos una vuelta y nos tomamos un capuccino en la terraza de una de las cafeterías que hay junto al lago.

Después de este tentempié cogemos la carretera que bordea el lago y tomamos dirección sur en dirección a Sarnica con la intención de seguir hacia el sur y comer en Brescia. El tramo de carretera que va desde Lovere a Sarnica es precioso y merece la pena recorrerlo en coche. Pasamos y paramos en Sarnica e Iseo, localidad esta última que da nombre al lago y desde donde salen los ferrys que llevan hasta el Monte Ísola, la isla lacustre más grande de Europa. Como dato curioso comentaré que en esta pequeña isla de 1800 habitantes solo tienen permiso para conducir vehículos de cuatro ruedas el médico, el sacerdote y la policía.

Desde Iseo cogemos la SS-510 rumbo a Brescia pasando por la Franciacorta, zona de viñedos y bodegas donde se atraviesan coquetas localidades recordándonos un poco a la Toscana. Una vez en Brescia aparcamos el coche en Corso Mártires de la Libertad y nos movemos un poco por las animadas Corso Palestro y vía Giuseppe Zanardelli, donde vemos hasta un lamborghini. Después de dar unas cuantas vueltas buscando un sitio donde comer elegimos la pizzería Al Teatro, en vía Mazzini 36. Como hicimos en la famosa pizzería Da Michele de Nápoles, nos pedimos una pizza margharita y otra marinara, que aunque no están tan buenas como las de la pizzería napolitana,  nos las comemos con ganas y a muy buen precio.

Después de comer nos disponemos a explorar el centro de Brescia, una ciudad con mucha historia, ya que desde los tiempos pre-romanos fue un núcleo importante, habiéndose preservado numerosos monumentos romanos y medievales, entre los cuales está su castillo. Tomamos vía Musei y vemos los restos del Foro romano y del Anfiteatro. Muy cerca también están la Basílica de Santa Giulia (alberga el museo de la ciudad) y el Convento de San Salvador  Después nos dirigimos callejeando hasta la piazza Logia y la zona de los dos Duomos: el viejo y el nuevo. En el Duomo viejo hay una misa en latín con cantos gregorianos que puede resultar interesante, pero solo la hacen los domingos a las 11:00 de la mañana. La piazza Paolo VI, donde se encuentran los dos Duomos está muy animada.

A una hora prudencial y antes que se haga de noche cogemos la Autopista A-4 hasta Dalmine, donde tenemos el hotel, y situada muy cerca de Bérgamo y del aeropuerto de Orio al Serio. Hacemos el check-in en el hotel Parigi 2 (habitación doble 54 €), dejamos las maletas y bajo una fina lluvia que acaba de comenzar a caer cogemos el coche en dirección a Bérgamo (10 min.), donde queremos cenar. Lo hacemos en la ostería El Vecchio Tagliere, en vía Alessandro 13 lugar muy recomendable y que ya conocíamos de una anterior visita a Bérgamo. Nos pedimos unos gnocchi y unos linguini con almejas riquísimos. Esa noche nos acostamos algo cansados y ponemos el despertador a las 04:00 h. ya que el vuelo que nos llevará a casa sale a las 06:30 h.

domingo 18 de septiembre: Y ESTO SE ACABÓ, ARRIVEDERCI BÉRGAMO!!

A las 04:00 suena el despertador y en cuestión de media horita estamos ya en el parking de los rent a car del aeropuerto de Orio al Serio. Para posibles visitantes de Bérgamo comentaré que el hotel está bastante bien (reformado recientemente) y que está a tan solo 10 minutos del aeropuerto. El vuelo despega con una hora de retraso y es que el chaparrón que estaba cayendo en ese momento era de órdago. La verdad es que hemos tenido mucha suerte porque hemos tenido durante todo el fin de semana un tiempo de cine y ha comenzado a llover el día que ya acabábamos el viaje. Pues nada que volvemos a casa un poquitín tristes pero no mucho puesto que en poco más de una semana estaremos cogiendo un vuelo al sudeste asiático, donde estaremos durante un mes recorriendo Laos y Malasia.

Anuncios

2 comentarios

  1. Bueno, lo primero, y aunque sea con casi dos meses de retraso: Felicidades Valle, que ya se sabe más vale tarde que nunca.

    Es increíble lo que da un fin de semana. Envidia me dáis, claro que ese chollo de precio de billete desde Valencia, ayuda mucho ehhhh.

    Recibí una colaboración para mi blog de viajes del Lago de Como que me resultó fascinante. No he estado pero después de leer vuestro relato está clarísimo que a mi Emperatriz, llamada Nuria, la tengo que llevar hasta allí.
    Un fuerte abrazo, ciudadanos viajeros.

    5 noviembre, 2011 en 21:27

    • Hola Jose Manuel, siempre es un halago recibir tus comentarios. Dice Valle que muchas gracias por tu felicitación. Si que es verdad que a un fin de semana se le puede sacar mucho jugo y si es con billetes a esos precios, pues divino. La verdad es que nos estamos haciendo unos expertos en “weekends europeos”. No dudes ni un momento más en llevar a Nuria al Lago de Como, un paseo al atardecer por Bellagio no lo olvidaréis jamás.
      Un abrazo!!

      6 noviembre, 2011 en 7:02

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s