una semana en Egipto, agosto 2005

Éste siempre era un destino relegado para otras ocasiones, pero este año no podíamos irnos en otras fechas y pillamos una buena oferta en agosto para un viaje de una semana en Egipto. Así que nos decidimos a hacer un viaje organizado, cosa que no nos gusta mucho, pero no disponíamos de más días, y por 500 € teníamos cuatro días de crucero por el Nilo y tres días en un hotelazo de El Cairo, de hecho creo que es el mejor hotel al que hemos ido e iremos nunca. Los egipcios son una caña de gente, alegres, optimistas, siempre con ganas de vivir, eso nos transmitieron durante todo el viaje. El Cairo es una ciudad sorprendente, nos dejó prendados. Cuando se oculta el sol hay una ambiente brutal, se respira vida por todos lados. De las pirámides y los templos simplemente decir que te quedas alucinado de lo que construyeron aquellas gentes, no eres consciente de lo que es hasta que no lo ves allí. Pero bueno, de este viaje sin duda, nuestro mejor recuerdo es para El Cairo y los cariotas Eso sí, te intentan engañar a cada paso que das, pero bueno, es Egipto.

1 DÍA (26/08/05) El viaje empieza el día 26 de agosto a las 07’45 horas en el aeropuerto de El Prat (Barcelona), donde facturamos y embarcamos sin ningún contratiempo. Después de cuatro horas y media de vuelo aterrizamos en el pequeño aeropuerto de Aswan, donde tras sellarnos el pasaporte (apuntándonos en él la cámara de vídeo que llevábamos), salimos al exterior donde nos reciben los 40º C que a esa hora se respiran en Aswan. Cogemos el autobús que nos llevará hasta el barco para comenzar los tres días de crucero por el Nilo. Comentar que durante el vuelo tuvimos la oportunidad de ver el majestuoso volcán Etna al sobrevolar Sicilia, así como observar lo impresionante que es adentrarse en el continente africano y ver la inmensidad de color amarillo únicamente salpicada por el curso del río Nilo.
Ya en el autobús se presenta Mohamed, nuestro guía (auténticas enciclopedias andantes), y nos comenta en lo que va a consistir el crucero, en unos diez minutos nos encontramos circulando por la ciudad de Aswan, y enseguida llegamos al embarcadero donde está atracado nuestro barco, El “Nile Legend”. Es curioso que las compañías para aprovechar los embarcaderos, y dado el numeroso número de barcos que actualmente hay en el Nilo (unos 350), atracan en paralelo, así para llegar a nuestro barco tuvimos que atravesar uno que estaba atracado en primera posición. (en ocasiones llegamos a pasar por el interior de dos o tres barcos). El Barco no estaba mal del todo, con una cubierta donde había un pequeña piscina con hamacas para tomar el sol, unos camarotes prácticos y la comida del buffet aceptable. Aunque el crucero es en pensión completa, hay que pagar las bebidas, pero hay que decir que tanto en el barco como después en el hotel de El Cairo los precios eran bastante asequibles, por ejemplo: una botella de agua de 1,5 l. menos de 1€, una coca-cola 1€, una cerveza 2€.

El barco no zarpaba hasta el día siguiente en dirección a Kom Ombo así que esa primera tarde nos juntamos con otros pasajeros (luego amigos) y salimos a investigar la ciudad de Aswan. Es una ciudad bastante pobre pero con mucha actividad, estuvimos unos minutos paseando y enseguida pactamos un precio (1€ por cabeza) con Yosef, un simpático conductor de una calesa que tenía 22 años y que hablaba en un aceptable español, el cual estuvo dos horas paseándonos por las calles más pintorescas y mercadillos, donde alguno ya hizo sus primeras compras. A las 21’00 horas estábamos cenando en el barco, disfrutando de nuestras primeras anécdotas del viaje con nuestros nuevos amigos, yéndonos a dormir enseguida, cansados de todo el día de viaje, y pensando que nos teníamos que levantar a las 02’45 horas para visitar Abu Simbel. Está excursión no estaba incluida en el viaje y la tuvimos que pagar, y a buen precio, 95 € por persona, luego nos enteramos que hubo gente que la contrató en Aswan por libre y les llevaron en el mismo convoy escoltado por 6 € cada uno, fue la novatada del viaje.

2 DÍA (27/08/05) A las 02’45 horas nos llaman al camarote, nos dan un pic-nic y a las 3’30 horas estamos saliendo en un convoy de autobuses escoltados por la policía. Hemos cogido un almohadón del camarote y pronto estamos todos dormidos mientras el autobús atraviesa el desierto en dirección a Abu Simbel (unos 250 kilómetros).

Sobre las 06’00 horas llegamos a Abu Simbel, visitamos los impresionantes templos de Ramsés II y su esposa Nefertiti, situados a orillas del lago Nasser, los cuales, ante la crecida de este lago fueron trasladados desde su emplazamiento original hasta el actual en los años 60. Junto a la cafetería hay una exposición de fotografías de cómo se llevó a cabo este traslado que es muy recomendable visitar.

Nos dirigimos de nuevo en autobús hasta Aswan, donde vemos la gran presa y visitamos el templo de Philae a bordo de una motora, pues este templo está en una pequeña isla. Este templo alberga el templo de Hator y el pabellón Trajano, y también está trasladado desde su isla original.

A las 14’00 horas estamos comiendo en el barco, mientras este zarpa rumbo a Kom Ombo. Por la tarde llegamos a esta localidad y visitamos el templo dedicado a los dioses Sobek y Horus, mientras empieza a caer la noche, dando al lugar un aspecto aún mas espectacular si cabe. Hacemos alguna compra en un mercadillo junto al embarcadero y nos dirigimos al barco para cenar y acostarnos. Al llegar a Esna, localidad donde el barco tiene que cruzar por una esclusa debido al brusco cambio del nivel de la profundidad del agua (unos tres metros), nos montamos en autobús y nos dirigimos por carretera hacia Luxor, donde visitamos los impresionantes templos de Luxor y Karnak.Mientras visitábamos estos templos nuestro barco ya ha cruzado la esclusa de Esna y ha llegado a Luxor, por lo que subimos a bordo y después de cenar nos divertimos en la discoteca en una fiesta de chilabas organizada por la agencia.

3 DÍA (28/08/05) Estamos en Edfú, nos levantamos a las 05’30 horas, desayunamos y nos llevan en calesa hasta el templo de Horus, lo visitamos y regresamos al barco zarpando dirección a Luxor donde llegaremos sobre las 14’30 horas. Este intervalo de tiempo lo aprovechamos para descansar en la cubierta dándonos un bañito en la piscina, relajarnos charlando con nuestros nuevos amigos y disfrutar del maravilloso paisaje que hay ante nuestros ojos.

4 DÍA (29/08/05) Nos despiertan a las 05’00 horas, y después de desayunar y de un corto trayecto en autobús llegamos al impresionante Valle de los Reyes, donde visitamos las tumbas de Tutmosis III, Tausert y un tercer faraón del que ahora no recuerdo el nombre, todas ellas son impresionantes y se encuentran muy bien conservadas. Allí se encuentra la tumba de Tut Ankh Amón, la única en la que se encontró intacto el tesoro que escondía. Después visitamos el majestuoso templo de reina Hatshepsut y los colosos de Memmón.
A las 14’40 despegamos del aeropuerto de Luxor dirección a El Cairo. Al sobrevolar la capital todas las miradas desde el avión buscan las pirámides divisándolas a última hora en las ventanillas del lado izquierdo, quedando maravillado tanto por la visión de las pirámides como por la impresionante vista desde el avión de la megalópolis de El Cairo (18 millones de habitantes).
Nos llevan en autobús hasta nuestro hotel, Le Meridien Pyramids, y disfrutamos toda la tarde de la piscina con unas increíbles vistas a las tres pirámides. Después de un reparador bañito fumamos en cachimba “shisha” sentados en cojines junto a la piscina, relajándonos con sus aromas y sintiéndonos como los egipcios, tranquilos y serenos. (Todos los días que estuvimos en El Cairo encontramos siempre un momento para relajarnos como hacen ellos).
Por la noche salimos, dando nuestro primer paseo por la ciudad y nos paramos cerca del hotel, en el restaurante “Felfela”, donde por un módico precio (8 € por persona) cenamos a base de gastronomía típica egipcia. Después de reponer fuerzas cogemos un taxi en la puerta del restaurante, y tras regatear el precio con el conductor (5 € ida y vuelta, esperándose el hombre una hora que dura el espectáculo) nos lleva hasta las pirámides de Guiza, donde tiene lugar un espectáculo de luz y sonido con las tres pirámides y la esfinge como protagonistas. Éste espectáculo los lunes a las 22’30 h. es en español y es muy recomendable, y sale por 8,5 € por barba. Después de esto nos vamos al hotel a descansar.

5 DÍA (30/08/05) Hoy es la última excursión que tenemos con la agencia, y a las 6,15 h. nos levantamos, desayunamos en el buffet del hotel (muy bueno), y nos llevan en autobús a visitar las tres pirámides Keops, Kefren, Mikerinos y la esfinge. Son impresionantes y te quedarías horas comtemplándolas. Tras pagar una entrada de 100 Libras egipcias, que son unos 14 €, accedemos al interior de Keops (la más grande), y aquí si que nos sentimos como Indiana Jones, subiendo por los estrechos túneles y llegando a la sala donde está el sarcófago. Cada día únicamente venden 150 entradas para entrar a la pirámide, así que hay que madrugar un poquito para conseguirla, pero merece la pena, lo aseguro.


Después el guía nos lleva a una fábrica de papiros donde nos muestran como se hacen y nos enseñan a distinguir los verdaderos de los falsos, aquí la gente se lanza a comprar papiros, pero recomiendo buscarlos a tu aire por la ciudad, puesto que donde te lleva el guía son bastantes más caros.
Después de reponer fuerzas cerca del hotel, en el restaurante “Christo” (este no es muy recomendable), acordamos con el conductor de una furgoneta un precio ( 10 €) para que nos llevara a todos (éramos 10 personas) a Menfis y Sakkara, antiguas capitales de Egipto, donde se encuentra la pirámide escalonada, pero llegamos pasadas las 16’00 h. y ya habían cerrado, por lo que volvimos al hotel, nos relajamos un rato en la piscina y salimos a conocer El Cairo de noche.
Cogimos un taxi que nos llevó a la plaza de la concordia por 2 € (cada vez éramos más hábiles con el regateo), una zona de hoteles de lujo, edificios modernos, y con mucho ambiente por la calle.
Dimos un paseo de una hora en falúa por el tranquilo nilo admirando el down town de El Cairo por el módico precio de 14 € (a repartir entre 10 personas), y después nos fuimos al Bazar Khan el Khalili, este bazar es el más grande de El Cairo, donde encuentras a los mejores precios todo lo que te imagines. Allí cenamos estupendamente en el restaurante “Gad” por 3 € por cabeza. Después de cenar fuimos a tomar un té al famoso “Café El Fishawy” ó “Café de los espejos”, recomendado por muchas guías de viaje.
Esa noche conocimos por casualidad a Adel, un chico egipcio muy simpático estudiante de español en el Instituto Cervantes de El cairo, el cual nos hizo de guía y nos aconsejó que hacer y que no hacer en nuestra estancia en El Cairo. Adel trabaja en una tienda del Bazar Khan el Khalili, y enseguida nos trató con gran hospitalidad, perdiendo su tiempo con nosotros los tres días que nos quedaban en Egipto y contestando a todas nuestras curiosidades y preguntas.

 6 DÍA (31/08/05) Esa mañana la perdemos en el Museo de El Cairo, donde merece la pena coger un guía, que por 3 € te enseña en unas dos horas lo más importante, pues para verlo todo necesitarías varios días, es impresionante. Visita obligada es la impresionante colección del tesoro del faraón Tut Ankh Amón y la sala de la momias, alucinante. Ah, el precio de la entrada al museo es de 40 libras y para entrar a la sala de las momias hay que pagar 70 libras aparte. (actualmente 1 € son 7 libras egipcias)
Cogemos un taxi en la puerta del museo y nos lleva a la zona de la ciudadela donde visitamos el interior de la mezquita del Sultán Hassan, donde el guía, tras las explicaciones, nos sorprende con un cántico de los que los árabes utilizan para llamar a oración, que con el eco del interior de la mezquita y su potente voz hace que nos quedemos todos alucinados.
Después visitamos la gran mezquita de Salah al-Din, inmensa y muy bonita, es una réplica de la mezquita azul de Estambul.
Tras estas visitas nos vamos al hotel a reponer fuerzas, y a tomar un bañito en la piscina con las impresionantes vistas de las pirámides de fondo. (estos momentos del día eran una delicia).
Esa noche volvemos al Bazar Khan el Khalili, donde cenamos con nuestro amigo Adel un plato típico egipcio llamado Kushary, a base de fideos, spaghetis, lentejas, cereales y tomate, muy nutritivo.
Después nos lleva a fumar en cachimba a un recóndito café donde nos sentimos como auténticos egipcios. De allí nos vamos al hotel a descansar, ya se empezaba a acusar el cansancio de todos los días de viaje.

 7 DÍA (01/09/05) Este último día, después de desayunar, cerramos un precio con un taxista y está medio día con nosotros llevándonos a Menfis, Sakkara, (donde visitamos la pirámide escalonada y las tumbas de Teti), también entramos a una fábrica de alfombras donde nos explican en perfecto español todo el proceso de fabricación de las mismas, visitamos una tienda de perfumes, propiedad del sobrino del taxista, y por último nos adentra en la “ciudad de los muertos”, donde damos un paseo con el coche y entramos en una mezquita donde se encuentran las tumbas de los familiares del sultán Mohamed Alí. La ciudad de los muertos es un barrio de unos 12.000 habitantes que se formó en El Cairo después de la guerra de Egipto con Israel, cuando a los desplazados no sabían donde meterlos y finalmente les dieron unos terrenos para que se construyeran sus viviendas, y esos terrenos no eran sino un inmenso cementerio en medio de El Cairo. Es impresionante ver como la gente actualmente vive en sus humildes casas construidas sobre tumbas y lápidas, de ahí el nombrecito.
Bueno, y la última noche fuimos a cenar al restaurante “Gad” de Khan el Khalili, donde comimos shawarma de pollo y crema de hommo por última vez. Aprovechamos para hacer las últimas compras en el bazar y nuestro amigo Adel nos llevó a un local donde se representaba la danza del vientre. Este local resultó ser una especie de club un poco subidito de tono, por lo que decidimos marcharnos, y después de despedirnos de Adel nos fuimos al hotel a descansar.
Nos levantamos tarde, y después de una ducha y de realizar el check-out en el hotel, nos llevan en autobús atravesando toda la ciudad hasta el aeropuerto. Despegamos a las 16’55 h. con destino a Barcelona, donde aterrizamos tras casi cuatro horas de vuelo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s